Codigo Buenos Aires

Economía Sociedad

Intentan frenar la clandestinidad en la industria del pan

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, junto con el concejal y Secretario General del Sindicato Obrero Panaderos, Gabriel Ruiz, recibió en su despacho al Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, Ingeniero Leonardo Sarquis, para presentarle una plan de trabajo que tiene como objetivo el abaratamiento del precio final del pan en todo […]

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, junto con el concejal y Secretario General del Sindicato Obrero Panaderos, Gabriel Ruiz, recibió en su despacho al Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, Ingeniero Leonardo Sarquis, para presentarle una plan de trabajo que tiene como objetivo el abaratamiento del precio final del pan en todo el territorio bonaerense.
La propuesta tiende a combatir la clandestinidad tanto en la industria como en la comercialización del pan.
Ruiz afirmó “le presentamos al ministro un plan de trabajo que busca terminar con la clandestinidad en la industria panaderil lo que con lleva un claro beneficio tributario para las arcas del Estado Provincial, ya que se ataca directamente la evasión y es también una herramienta eficaz para combatir la informalidad laboral con un claro beneficio económico para el sector”.
“Si podemos ordenar la industria entre panaderos, empresarios y Gobierno podemos combatir la clandestinidad y de esta manera los costos del precio final del pan podría ser aún menor”, dijo Ruiz.
La propuesta a largo y mediano plazo contempla:
* Una política firme tendiente a transparentar/regularizar la entrega de harina en las panaderías proponiendo a tal efecto la creación, en cada municipio, de un centro de acopio de harina para su posterior distribución a los empresarios panaderos formalmente registrados.
* Intolerancia cero frente a la elaboración clandestina del pan.
* La obligación de colocar en un lugar visible un sticker que indique el lugar de procedencia y elaboración de los productos que se comercializan; bajo pena de la sanción correspondiente para desalentar la compra clandestina del producto.
* Registro de panaderías o comercios habilitados para la elaboración y expendio del pan y afines, en cada municipio, lo que permitirá acotar el margen de error en la lucha contra la evasión y la clandestinidad en este sector de la industria.
* Suspender por el plazo de 180 días toda habilitación vinculada al sector panaderil, hasta tanto se arbitren los mecanismos que permitan articular la confección del registro de panaderías y comercios del sector habilitados.
“Es necesario que los municipios, las Cámaras empresarias y los representantes de los trabajadores nos reunamos para ordenar la industria”, señaló Ruiz quien agregó  “hay competencia desleal, hay locales que no están habilitados y la informalidad va acompañada de un menor precio de venta lo que lleva a que el producto tenga una menor calidad poniendo en riesgo la salud de los consumidores”.
Ruiz informó la preocupación del ministro Sarquis en el problema de la clandestinidad que  llegarían al 45 % de la producción total.
Sarquis se comprometió a estudiar el tema. Habrá una segunda reunión para la puesta en marcha de la propuesta presentada por el Sindicato de Obreros Panaderos de Lanús.
Por otro lado Ruiz recordó la ordenanza aprobada la semana pasada, que regula la habilitación de establecimientos de panadería mecánicas, confiterías, sucursales de panaderías y sucursales de confiterías, en todo el municipio de Lanús.
La ordenanza impulsada por Grindetti establece que todos los establecimientos deberán contar con la habilitación municipal correspondiente. En el caso de las sucursales de confiterías y panaderías, deberán tener la oblea actualizada de precedencia de los productos elaborados que deberán ser exhibidos en caso de ser requeridos por parte de la autoridad de aplicación. Caso contrario los productos serán decomisados en forma directa, sin perjuicio de otras sanciones que pudieren corresponder.
“Nuestra ordenanza hace un repaso de todos los problemas que se producen en el proceso panario. Buscamos un diagnóstico correcto y así aportar las soluciones para superarlos. Sólo conociendo las causas de estas dificultades hará que tengamos productos de calidad a precio razonable”, dijo finalmente Ruiz.