Codigo Buenos Aires

Economía

Contadores piden que se trasladen vencimientos

La actividad de los contadores no está exceptuada del aislamiento obligatorio, y los profesionales explicaron que para realizar estas declaraciones necesitan actividad presencial en las empresas. Solicitan que el vencimiento se traslade a los dos meses posteriores a la finalización de la cuarentena. “Desde el primer día que empezó el aislamiento, los contadores públicos no […]

La actividad de los contadores no está exceptuada del aislamiento obligatorio, y los profesionales explicaron que para realizar estas declaraciones necesitan actividad presencial en las empresas. Solicitan que el vencimiento se traslade a los dos meses posteriores a la finalización de la cuarentena.
“Desde el primer día que empezó el aislamiento, los contadores públicos no paramos de trabajar. Montamos nuestras oficinas en nuestras casas y lo que ocurrió es que en este tiempo las normas que se decretaron fueron más que los días de cuarentena, por lo tanto nuestro trabajo fue mucho mayor”, explicó Gabriela Russo, presidenta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Los contadores públicos, salvo en algunas jurisdicciones, no estamos exceptuados para poder trabajar afuera de nuestras casas. Sin embargo, no dejamos de trabajar un solo día, sin horarios, teniendo que interpretar estudiar y analizar la cantidad de decretos, resoluciones y acordadas que fueron emitidas en estas últimas semanas. Y se hace difícil, porque trabajar desde tu casa implica compartir la vida familiar, los hijos, ocuparse de las tareas del hogar. No es lo mismo hacerlo desde una oficina o estudio, que desde la casa y sin horarios”, agregó.
Los profesionales de las ciencias económicas vieron en los últimos días que su trabajo aumentó en un porcentaje considerable. Desde el Gobierno Nacional se emitieron decretos y resoluciones que afectan a la actividad comercial y hacen que los expertos deban dedicar muchas horas a la lectura y el análisis, en un primer lugar, y luego, a la aplicación práctica de las nuevas normas. Las consultas se multiplicaron y el trabajo pasó de los estudios contables a las casas particulares, sin la posibilidad de los encuentros presenciales, ya que la actividad no está exceptuada del aislamiento.
En este contexto, se vislumbran fechas en el horizonte que hacen que los contadores enciendan las alarmas. Este mes vence el plazo para hacer la presentación de Ganancias para Personas Jurídicas, y en junio, se terminan los tiempos para realizar la de Ganancias para Personas Humanas y Bienes Personales. Estas actividades requieren de mucho trabajo que debe hacerse no solamente de manera online sino también de forma activa en las empresas. En medio de la pandemia, esto es imposible, aseguran. Es por eso que desde el sector piden una prórroga que se extienda al menos hasta dos meses después de que finalice la cuarentena.
Las consultas no paran de llegar y es debido a la incertidumbre que muchos clientes y dueños de PyMes tienen con respecto a la extensión de la cuarentena y a la posibilidad de volver a abrir sus negocios. “Nuestro trabajo, además del asesoramiento técnico y profesional, tiene que ver con esa contención frente a la ansiedad y la angustia que genera el no saber cuándo se va a poder volver a producir. Estamos acompañando a las PyMes y a todas las empresas en este momento tan difícil”, indicó. A las actividades habituales de los contadores, relacionadas con las declaraciones impositivas, las tareas contables y el asesoramiento en general, en el último tiempo se sumaron todas las medidas que tienen que ver con la emergencia sanitaria desde el punto de vista económico. Por ejemplo, la implementación de beneficios para empleadores y los préstamos para monotributistas y autónomos.
A la presión de estudiar contrarreloj las nuevas normas, hacer las presentaciones pertinentes y acompañar a los clientes en los procesos, se suman los vencimientos de todos los años, que esta vez llegan en un momento sumamente difícil. “Hay tareas específicas que requieren trasladarse a los estudios y empresas, por ejemplo para el cierre de balances y auditorías que conlleva la presentación de la declaración jurada de Ganancias para Personas Jurídicas. Este impuesto comienza a vencer el 13 de mayo, y realmente los tiempos no son los necesarios para poder llevar adelante esa tarea. Por eso, desde el Consejo, hemos solicitado la prórroga para la presentación y pago de ese impuesto. Pero también la prórroga en las declaraciones juradas de Ganancias para Personas Humanas y Bienes Personales, que empiezan a vencer en junio, porque se necesita tener los aplicativos operativos, es decir, en funcionamiento, con un tiempo prudencial, que nosotros calculamos como mínimo en dos meses antes del vencimiento. Ya no llegamos, y por eso estamos pidiendo la postergación por lo menos dos meses con posterioridad a la finalización del aislamiento”, indicó Russo.
La Presidenta del Consejo aseguró que desde la entidad tienen buen diálogo con las autoridades gubernamentales y que están a disposición para colaborar en todo lo necesario. “Somos los intermediarios que hacemos posible que las PyMes y las empresas puedan recibir los beneficios que anunció el Gobierno”, destacó. Por otro lado, remarcó el apoyo de la institución a la medida de aislamiento. “Consideramos que la salud es lo más importante. Es por eso que, por otro lado, necesitamos de las prórrogas, porque este aislamiento hace difícil y casi imposible llevar a cabo las presentaciones”, explicó.
Mientras algunos Consejos solicitaron la excepción de sus profesionales en algunas provincias, en el caso de la Ciudad de Buenos Aires no se hizo el pedido. Esto se debe a que en el distrito están matriculados más de 80 mil profesionales en ciencias económicas, la mitad del país, por lo que se tuvo en cuenta que sería demasiada gente en circulación, más si se le sumaran los empleados de cada estudio. “Iremos viendo cómo se va flexibilizando o administrando la cuarentena y acompañaremos las decisiones gubernamentales. Por eso pedimos que el Gobierno nos acompañe a nosotros también en este momento”, indicó Russo.
Gabriela Russo es Contadora y Licenciada en Administración de Empresas y la primera mujer y la profesional más joven, con 37 años, en presidir en Consejo; Russo destacó que “la estructura y los servicios y actividades de la institución se adaptaron para superar este momento difícil. Por ejemplo, se digitalizaron todas las legalizaciones que se presentan ante los organismos públicos y ante las entidades financieras y bancarias. Además, se desarrolló todo lo relacionado con capacitación virtual y asesoramiento profesional en forma online para todos los profesionales. La tarea se hizo en tiempo récord, para cooperar con los matriculados en tiempos en que el país necesita de todos trabajando por un objetivo común”.
“Así como los médicos, enfermeros y profesionales de la salud estuvieron y están en la primera línea de fuego en la emergencia sanitaria y es una labor muy valorada por toda la sociedad, los profesionales de las ciencias económicas estuvimos, estamos y vamos a estar en la primera línea de fuego en la economía, acompañando a nuestras PyMes, a los pequeños contribuyentes y a todas las empresas en este momento tan difícil para el país. Es por eso que quiero reconocer la importante labor que estamos llevando a cabo, acompañando tanto al Gobierno como a la sociedad, para salir entre todos lo mejor posible de esta crisis, tanto sanitaria como económica”, finalizó Russo.